Desperdiciar: Lo que deberías saber

Todo lo que deberías saber sobre desperdiciar.

Vamos a empezar con un ejemplo. Imagínate que por no encontrar un objeto o producto, porque no sabes lo que tienes, repites la compra una y otra vez, y aunque no lo veas o no seas consciente, estás desperdiciando.

1.      Desperdicias tu tiempo.

Si sumas el tiempo que dedicas a comprar una y otra vez lo mismo, verás que lo podías haber aprovechado simplemente, en hacer lo que te gusta.

2.      Despilfarras tu dinero.

Al repetir la misma compra seguramente tengas productos caducados que tirarás a la basura. Si sumas los euros que vas tirando a la basura, te daría para comprar ese producto que te gusta tanto pero que siempre dices que es muy caro.

3.      Derrochas recursos naturales.

No damos valor a los recursos que tenemos porque no visualizamos que son finitos. No se pueden comprobar como cuando abres la nevera y ves la mantequilla que te queda. Pero debemos ser conscientes de ello.

4.      Maltratas el medio ambiente.

Tendrían que repetirnos más a menudo un viejo proverbio indio que dice: «La tierra no es una herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos». Evidentemente, visto lo visto, nadie lo ha aplicado.

Consumo y Despilfarro

Nuestras necesidades básicas, comer y vestir, las tenemos sobrepasadas. Tenemos más ropa de la que necesitamos, y nos desesperamos con el: “¡No sé qué ponerme!”

En mi opinión, y aunque las grandes compañías se empeñan en todo lo contrario, despilfarrar ya no está de moda. Claro que podemos y debemos consumir, y gastarnos el dinero en lo que nos apetezca, pero lo que no debemos ni podemos hacer es desperdiciar.

Ya no existen las temporadas.

De un mes a otro, varias veces cambia el lienzo cromático de la moda. Hoy se lleva el azulón, mañana los lunares, y pasado mañana los cuadros.

¡Cómo vamos a disfrutar de las prendas si nos imponen la moda al minuto como si fuera un microondas textil!

Para mí, desgastar unos vaqueros tenía un valor añadido. Adquirían la forma del cuerpo, envejecían con un bonito color, incluso desgastados y viejos, no quería desprenderme de ellos. Actualmente, se paga por unos vaqueros rotos que no tienen ningún atractivo, salvo estar de moda.

Lo peor, es cuando se desperdicia la comida.  

Con el tema de la comida desperdiciar es muchísimo peor. Por ejemplo, imagina que caducan los yogures y los tiras a la basura. Lo que estás tirando son varias cosas: comida, plástico, tu dinero, tu tiempo, el tiempo invertido por otros, consumo energético… No es mi intención hacerte sentir mal, solo quiero ayudar a que tomemos conciencia.

 

Valora y disfruta de lo que tienes. Si realmente, no lo necesitas ¿merece la pena gastar tu tiempo y dinero en ello?

Piensa antes de consumir por consumir, porque el resultado suele ser: despilfarrar por despilfarrar.

Espero que esta información te sea de utilidad. Si quieres comentar, no dudes en contactar.

Gracias por tu atención.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio
Abrir chat
1
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?