En el artículo anterior escribí sobre los productos alimenticios en la cocina. En este post me voy a centrar en los objetos.

De momento voy a seguir con el juego de las 5 preguntas con respuesta mental de SI o NO.

1. ¿Hay un cajón en la cocina que tiene de todo, pero en realidad, no sabes todo lo que hay en su interior?

 

2. Quizás sólo seáis 4 en casa, pero ¿Tenéis cubiertos y vajilla para una boda?

 

3. ¿Tienes menaje tipo fondue, cortapastas, viejo exprimidor, etc. que no usas nunca, pero que guardas desde el siglo pasado?

 

4. ¿Guardas tupper, botes y tapas que nunca casan?

 

5. ¿Tienes tantas cosas sobre la encimera, que cuesta encontrar un hueco libre?

 

Si has contestado NO ¡Qué maravilla de cocina!

Si has contestado SI, no quiero hacerte sentir mal, pero en tu cocina sobran muchas cosas. Deduzco que debes tener el espacio totalmente invadido de objetos innecesarios.

¿Qué decisión deberías tomar con los objetos innecesarios?

La primera sería simplificar. Por poner un ejemplo, si estás invadido de tuppers, tapas y botes que no casan, deshazte de ellos. Lo que no valga: ¡Fuera!. Ganarás espacio y tendrás lo realmente útil.

Lo mismo con el menaje, vajilla y cubiertos. Quédate con lo bonito, útil y necesario. Si no los utilizas seguramente estén ocupando un espacio necesario para todo lo que tienes sobre la encimera.

¿Qué hacer con el menaje que no utilizamos?

En la mayoría de las ocasiones, el menaje suelen ser regalos o artículos que no fueron baratos, y por eso nos cuesta más desprendernos de ellos. Pero existen varias alternativas: Regalarlo a alguien que sabes que le va a dar uso, Donarlo a un taller de cocina, Venderlo a través de Internet o de una tienda física… Siempre hay alguien que le dará más uso del que tu le hayas dado en todo el tiempo que ha estado contigo.

Ese famoso cajón desordenado y lleno de cosas.

Si quieres saber todo lo que hay y si tiene utilidad, solo hay un camino: debes vaciarlo entero y comprobar pieza a pieza para que sirve, si lo necesitas, si puedes prescindir de ello…

Lo sé, es engorroso vaciarlo y ponerte a mirar cosita a cosita, pero es la única fórmula. Eso si, te sorprenderás de la cantidad de cosas sin sentido que tienes guardadas y que puedes tirar casi sin mirar.

 

¡Disfrutar de la cocina!

La cocina es un espacio a disfrutar igual que cualquier otra estancia del hogar, con la diferencia de que en ella se cuece parte de la base de la felicidad: la comida. Por eso debemos prestar atención a esta zona, para hacer de ella una estancia más agradable y que motive hacer uso de la misma, evitando tener cosas innecesarias que quizás en su día lo petaron por la novedad, pero actualmente ni lo usas ni lo disfrutas.

Espero que esta información te haya sido de utilidad. Si quieres comentar, sugerir o pedir algún consejo, no dudes en contactar.

Gracias por tu atención y ¡Hasta Pronto!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies